sábado, 7 de julio de 2012

EL SORPRENDENTE HOMBRE ARAÑA

(The Amazing Spider-Man, 2012) de Marc Webb, con Andrew Garfield (Peter Parker, el hombre araña), Emma Stone (Gwen Stacy), Rhys Ifans (Dr. Curt Connors, el lagarto), Denis Leary (Capitán Stacy), Martin Sheen (Tío Ben), Sally Field (Tía May), Irrfan Khan (Rajit Ratha), Campbell Scott (Richard Parker), Embeth Davidtz (Mary Parker), Chrys Zylka (Flash Thompson), Kari Coleman (Helen Stacy), Stan Lee (Bibliotecario del liceo).
Basado en el personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko
Música de James Horner.

Si bien hay una moda del remake de unos años a esta parte, una que es propia de este siglo es el reinicio de sagas, pasó con "Batman" (Batman inicia; Batman Begins, 2005), con "Star Trek" (2009) e incluso con  "La pantera rosa" (The Pink Panther, 2006). Ahora el turno de reinicio le tocó al hombre araña (Spider-Man en inglés o Spidey para los más allegados), si bien la intención en todas es la misma (llegar al público más joven), en una saga que se inició hace 10 años - con el primer filme de Sam Raimi - carece de sentido.

El hecho de que Sony Columbia no haya querido realizar una cuarta entrega, suponemos que por el fracaso de la tercera parte de la saga (muy mal resuelta por los guionistas), fue el puntapié inicial para este nuevo origen del personaje. Lamentablemente la fidelidad al cómic que mantenía Sam Raimi en sus filmes con Spider-Man no se mantiene aquí y eso nos hace pensar que a la compañía sólo le interesa conquistar al mercado infantil y adolescente (el que más consume en los cines y en el merchandising).
La versión de Marc Webb, quien nos había traído la bella "500 días con ella" [(500) Days of Summer, 2009], se acerca más al lado romántico, contando los flirteos entre Peter Parker y Gwen Stacy, tanto es así que el momento en que Peter se convierte llega a la hora de iniciada la película.
Mientras tanto el director se encarga de darnos a conocer quien es Peter Parker y quienes integran el círculo de personas alrededor de él: sus tíos Ben y May, su compañero Flash Thompson, Curt Connors el científico amigo de sus padres y su futura novia Gwen; también incorpora un personaje en las sombras que no es otro que Norman Osborn, dueño de la Corporación OsCorp.
La necesidad de generar un producto distinto al ya conocido, convierte a "El sorprendente hombre araña" en un filme con un personaje central bastante insoportable, un adolescente que está muy lejos tanto del personaje encariñable de los filmes de Raimi, como del creado por Stan Lee hace casi cincuenta años.(el 10 de agosto cumple esa edad).

Hay muchas diferencias entre este filme y la saga anterior, no sólo en lo que cuenta sino en la forma de hacerlo; mientras en Raimi había un cuidado visual (hay escenas muy recordadas por ello, como el beso de Spider-Man y Mary Jane en el primer filme o el despertar del Doctor Octopuss en el segundo), aquí no lo hay tanto; librado más a la interpretación y a generar el clima romántico.
Otra de las cosas importantes que se pierden es el clima opresivo que se generaba en Parker por varias razones; el que todos lo consideraran peligroso (aún su propia tía), el hecho de no llegar a fin de mes y, sobretodo, el no saber qué era más importante si estudiar o cazar malechores. De todas formas el personaje de Parker era un adolescente conflictuado pero que respetaba a sus adultos; todo lo opuesto a este nuevo Peter Parker; un chico irrespetuoso, sarcástico y poco responsable. No se lo ve preocupado en llegar a fin de mes, no tiene ninguna intención de trabajar (no sabemos bien como se sustenta esa familia) y tampoco de ayudar en su casa, ya que trata con bastante frialdad a sus tíos.

Entre las tantas cosas sin explicación lógica del filme se encuentra el afiche de "La ventana indiscreta" (Rear Window, 1954) de Alfred Hitchcock que Peter tiene en su habitación, en ningún momento se justifica ya que no parece un chico muy cinéfilo y según lo que dijo Webb en un reportaje, la opción de colocar ese afiche fue porque Parker es fotógrafo al igual que el protagonista del filme de Hitchcock, lo raro es que en el filme sólo saca unas pocas fotos al principio y luego no se sabe más de su "pasión" por la fotografía.

El tema de los padres de Peter es también injustificado, sin contar que en el cómic original nunca se habló de ellos (en la saga Ultimate, la que dió un reinicio del personaje para adolescentes se cuenta una trama levemente parecida), parece ser oportunista con respecto a los filmes que Christopher Nolan hizo sobre Batman; allí donde se hacía énfasis también en los padres de Bruce Wayne. Pero es aún peor, ya que aquí cambia totalmente el origen de Spider-Man, ya que al parecer ellos tuvieron que ver con la creación de las arañas alteradas geneticamente.
Una de las constantes de la historieta que tampoco se respeta, es el hecho de tener que convivir con el secreto; el no mostrar su rostro por cuidado de sus seres queridos y el problema interno que esto le lleva, ya que por más que frente a él se ataque a su alter ego, no podrá defenderlo. Esto no se ve tampoco aquí, ya que Peter Parker muestra su rostro en infinidad de oportunidades, por lo tanto no vemos casi ningún conflicto de personalidad tan característico de la empresa Marvel.

El único conflicto se ve en el malo de turno, en este caso el Lagarto, tan esperado por los fanáticos en la saga de Raimi, ya que había mostrado al Profesor Curt Connors en sus tres filmes y esperábamos que en el cuarto se convirtiera; pero se cumplió en esta nueva versión.

Un guiño para los fanáticos es que su telaraña no sea orgánica, sino artificial, otro son las posiciones de Spidey cuando se desplaza por la ciudad de Nueva York (copias exactas de las páginas de las historietas) y el hecho de que su primer novia sea Gwen Stacy; como lo fue en el cómic.
Otro muy esperado es la aparición de Stan Lee, todo un personaje a esta altura, quien no es otro que el creador de los grandes héroes y malhechores de Marvel Comics.
La música a cargo de James Horner le da una pomposidad que no la tenía Danny Elfman; sin encontrar un tema principal como lo tenía la saga anterior.

Finalmente llegamos a la conclusión que esta nueva aventura del hombre araña es un paso atrás en todo lo que se había logrado anteriormente, ya que - aún siendo mala - la tercera entrega tenía momentos muy interesantes y bien logrados, sobretodo los que tienen que ver con el Hombre de arena; lamentablemente en esta sólo podemos disfrutar de los efectos visuales; algo que no habla muy bien del tratamiento del guión.


Quizás el secreto esté en que Raimi conocía al personaje por ser fanático de la historieta desde niño y Marc Webb sólo accedió a filmarlo para darle su tónica personal (es lo que ha comentado en toda entrevista), lo que nos demuestra que no conoce a los personajes creados por Lee y Ditko. Esto lo aleja de un buen tratamiento, pero sobretodo de comprender la complejidad de los personajes de Marvel Cómics, la empresa que le dio un respiro a los cómics cuando estos estaban agotándose.


1 comentario:

Paola Monter Uribe dijo...

En lo personal sí me gustó el remake de la película del súper héroe Spider Man, está muy bien lograda y desarrollada, lo que más me gustó fue la actuación de Emma Stone como Gwen Stacy, hizo un buen papel pues es una buena actriz, a mí me gusta su trabajo.