martes, 17 de octubre de 2017

'The Lodgers' clausura la edición del 50 aniversario de Sitges 2017



La Fura dels Baus protagoniza una espectacular gala de clausura del Festival

El director irlandés Brian O'Malley clausura la 50 edición de Sitges con The Lodgers, un cuento gótico de horror. Además, el broche de oro final es a cargo de La Fura dels Baus, protagonistas de un espectáculo bajo la emblemática Iglesia de Sitges que permite conmemorar el 50 aniversario del Festival. En esta jornada de clausura, además de los premios de la  competición, el Festival ha entregado dos galardones: el director de The Super, Stephan Rick, ha sido el encargado de recoger el Premio Máquina del Tiempo en representación de su amigo, el actor Val Kilmer; y el actor Tony Isbert ha recogido el Premio Nosferatu de la sección Brigadoon del Festival.
Tras su debut en la dirección hace tres años con Let Us Pray, el irlandés Brian O'Malley es el el encargado de clausurar la 50ª edición del Festival de Sitges con The Lodgers. El director del film acude a la gala de clausura acompañado por la actriz protagonista de la película –la madrileña afincada en Sitges Charlotte Vega– y de los productores del film. La película es un cuento de horror gótico situado en la Irlanda rural de principios del siglo XX, con ecos del espeluznante universo de la escritora Shirley Jackson, y narra la historia de los gemelos Rachel y Edward, que viven huérfanos en la decadente casa familiar y que arrastran una maldición que se remonta a sus ancestros. En la sesión de clausura en el Auditori Meliá se entregan los premios de las secciones Noves Visions, Focus Àsia, Anim a’t, Méliès, Blood Window, Carnet Jove y de la Crítica. 
Al finalizar esta gala en el Auditori Meliá, la atención está centrada en la Fragata, bajo la emblemática parroquia de Sant Bartomeu i Santa Tecla, donde se realiza la gala del 50 aniversario, con la entrega de los premios de la Sección Oficial. El acto lleva el sello de La Fura dels Baus y está producido por la Xarxa per a la Comunicació Local. La magia y el ingenio de la compañía artística queda latente con el gigantesco King Kong que en los últimos tres días ha dominado la Fragata. 
La jornada de hoy ha sido prolífica en premios. Además de los de competición ha habido otros. El Premio Nosferatu de la sección Brigadoon ha sido para el actor español Tony Isbert, con una carrera en constante relación con el género fantástico en films como La saga de los Drácula, de León Klimovsky (1973); Nadie oyó gritar, de Eloy de la Iglesia (1972); o La grieta, de Juan Piquer Simón (1990). Por su parte, el realizador Stephan Rick –que ha presentado en una sesión especial The Super– ha recogido el Premio Máquina del Tiempo, en nombre de su amigo y gran actor Val Kilmer. 
Mañana, como colofón de estos diez días intensos de Festival, tendrán lugar las tradicionales maratones en los distintos espacios –Auditori Meliá, Sala Tramuntana, Retiro y Prado– mientras que la Sitges Samsung Cocoon y el espacio Brigadoon continuarán con su programación.



No hay comentarios: